Tratado de psiquiatría forense – Cathedra Juridica

Prólogo

Mi compañero y amigo, Dr. Alejandro A. Basile, me ha pedido prologue su publicación sobre Psiquiatría Forense, la que muestra con la colaboración de ciertos colegas. Enseñar al creador, que es doctor en Medicina, médico psiquiatra, médico legista, médico del trabajo y licenciado en Criminología, es a propósito una labor agradable.

La trayectoria académica del Dr. Basile es muy conocida por su actuación enseñante universitaria y la publicación de múltiples proyectos científicas enlazadas a la medicina legal, así sea de nivel o de estudio. La Asociación de Médicos Forenses de la República Argentina lo ha nombrado “Profesor de Medicina Legal”, en reconocimiento a sus méritos científicos y sus condiciones enseñantes. Entre los laudos a los que ha accedido meritan destacarse ―entre muchas otras― las próximas distinciones académicas: Premio Doctor Eduardo Wilde al mejor trabajo de Medicina Legal y también Higiene, de la Capacitad de Medicina de la Facultad de Buenos Aires, en 2 ocasiones, 1991 y 1995; Premio Doctor José Belbey de la Asociación Médica Argentina en 1988; Premio Cátedra de Historia de la Medicina de la Capacitad de Medicina de la Facultad de Buenos Aires en 1989, y Premio XII Seminario Nacional de Médicos Forenses Doctor Nerio Rojas de la Asociación de Médicos Forenses de la República Argentina, en 1991.

El creador se desempeña como instructor titular retirado de Medicina Legal de la Capacitad de Medicina de la Facultad del Salvador y fue directivo de la Carrera de Médicos Legistas del Departamento de Estudio de esa casa de altos estudios. También, acabó una carrera enseñante refulgente en la Capacitad de Medicina de la Facultad de Buenos Aires, como instructor regular de Medicina Legal y Deontología Médica.

La obra que nos agrada enseñar es por lo tanto el meritorio esfuerzo que nace de una sólida capacitación académica que le dan sus títulos de experto, pero asimismo y esencialmente, de su vasta y rica práctica en la tarea pericial.

En su obra el creador se introduce en el extendido campo de la(s) Psiquiatría(s) ―múltiples si se atiende a los elementos formal y material que distinguen entre sí a las Sicologías e inclusive a la(s) psicopatología(s), siguiendo a autores como C. Castilla del Pino o G. Lanteri-Laura―, pero en el complejo campo de las dimensión forense, que ancla por un lado en la Medicina polimilenaria, con su sólida metodología clásico y la amalgama aglutinada bajo el nombre del Derecho, enancado este en el llamado Derecho natural, y que al pasar a estructurarse en el llamado Derecho positivo ha ingresado, singularmente en el siglo presente y en el campo penal, en no escasas contradicciones.

Se vieron de esta manera tirados por la borda principios bimilenarios, como el non bis in idem y el nemo damnatur nisi a lege praevia, o asimismo nisi a legale iudicium. De hecho, como jamás antes en la narración de la Humanidad, se ha entronizado tanto “el alegato manipulador” y se ha instaurado la patraña como verdad, y esto ha invadido asimismo el foro de discusión sujetándolo a una corrupta humillación.

La Medicina no ha escapado a la acción de estas influencias negativas. Se pasó de la escucha del tolerante y la implementación de una sana semiología propedéutica a un acatamiento degradante de los dos elementos de la bina que compone al acto médico en donde el arte se reemplaza con técnicas y el tolerante es achicado al nivel de un elemento. Se ha ejecutado y sepultado de este modo a la Medicina humanista o centrada en el hombre, para sostenerla al imperio de los protocolos y esquemas.

En el medio de esta crisis, proporciona el creador y sus ayudantes, en un muy noble intento, el abordaje de una problemática de persistente actualidad y creciente interés como lo es el esbozo de una Psiquiatría Forense.

De esta manera, a través del intento de aclarar las muy variadas y habitualmente discutidas terminologías, y el esbozo de las mucho más usuales nosologías de la salud psicológica asimismo ferozmente discutidas en la extensión y contención de sus significantes y significados, el Dr. Basile distribución al estudioso una muy importante contribución a la temática.

La pericia médica se volvió hoy en día indispensable en todos y cada uno de los campos en donde se realicen reclamos por daños.

Los médicos tienen que concurrir el día de hoy a los juzgados tanto como los abogados y los jueces, quienes precisan y necesitan poco a poco más, en el caos conceptual dominante y en el lodazal procesal en donde domina el corte y la arbitrariedad, una opinión médica autorizada que les deje producir mal o sus sentencias, lo que pide una sólida capacitación de los peritos médicos y un acabado conocimiento del sistema procesal, aparte de la sinceridad y prudencia en su conducta.

El perito médico va a deber tener una enorme claridad científica y conceptual en el momento de apreciar el objeto de la pericia, de los elementos a estimar, de la metodología para llevarlo a cabo, y muy singularmente del porqué y para qué exactamente se hace, según las peculiaridades que ese trabajo pericial requiera en la jurisdicción en que actúe.

De allí que lo expuesto en este positivo intento resulte de enorme herramienta para todos esos expertos, sean médicos, abogados o juristas, que precisen entender esta temática de una forma claro, preciso y fácil que les dejará abrir novedosas perspectivas, frecuentemente ignotas o no percibidas, y así poder saber lo que el perito opina sobre esta materia y lo que se puede y debe reclamar de una pericia.

Por todo lo expresado, es para mí una enorme satisfacción y un auténtico honor prologar esta obra del Dr. Basile, que no dudo va a tener una muy conveniente acogida entre todos los que deseen introducirse en la discutida área de la Psiquiatría Forense.

Prof. Mariano N. Castex.

Ex- Instructor Titular Regular de Medicina

Legal y Psicología Forense (UBA)

Buenos Aires, abril de 2019

Deja un comentario