Trámite administrativo disciplinario – Cathedra Juridica

Prólogo del creador:

1. En el año 1995, la Escuela del Cuerpo de Abogados del Estado de la Procuración del Tesoro convocó a diferentes pertenecientes del organismo para desarrollar una labor enseñante adjuntado con el Centro Nacional de la Administración Pública.

Se comenzaron desde ese año, y otros siguientes, distintas tutoriales premeditados, eminentemente, a los abogados pertenecientes del Cuerpo, de manera especial para todos los que se desempeñaban en las Áreas de trabajo de Sumarios.

Asimismo desde 1996, en la Maestría de Abogados del Estado, curso al cargo de la Escuela del Cuerpo de Abogados del Estado encaramos el dictado de la materia Derecho Disciplinario.

En los dos campos se trató de dar a conocer, en el momento en que el tema lo dejaba, la opinión volcada en los Dictámenes de la Procuración del Tesoro, por los próximos fundamentos.

Por una parte, atento el carácter obligación para los abogados que forman el Cuerpo» («Dictámenes», 77:245, entre otros muchos) y, por otro, por ser un método de reconocimiento al trabajo y reflexión que insume la elaboración de los Dictámenes.

De esta forma lo apunta Beltrán Gambier: «Allí tuve directo contacto con la técnica de proyección de dictámenes, razón por la que sé realmente bien que tras cada dictamen de la Procuración hay bastante trabajo y reflexión» («La potestad sancionatoria de la administración en materia disciplinaria…», en 130 años de la Procuración del Tesoro de la Nación, p. 146).

En tal labor los abogados tiene los precedentes y, asimismo, con la eficiente colaboración del personal administrativo, tanto de la Biblioteca, como de cada ámbito.

Para el tema del sumario administrativo disciplinario se tenía los Dictámenes, buena parte con intervención de la Dirección Nacional de Sumarios (más tarde:y también Indagaciones Administrativas) y, de forma especial, el pertinente a 2 décadas (del setenta hasta el noventa), donde la Dirección estuvo, hasta mediados del año 1987, al cargo del Dr. Francisco J. D’Albora.

En el mes de julio del año 2002, la Gaceta de la Procuración del Tesoro, por medio de su Directivo elaboró una convidación, bastante afín a la del año 1995 y, por este motivo, se produjo este trabajo a través de una sección primera y una viable segunda distribución (se tenía el material de aquellas clases), lo que serviría, para los pertenecientes de las Áreas de trabajo de Sumarios como de las Direcciones de Temas Jurídicos, que realizaban consultas asiduamente.

Lo inicial, no obstante, se continuó hasta diciembre de 2005, por el respaldo brindado por el Directivo de la Gaceta y sus pertenecientes, por ser un método de ayudar, de alguna forma, con la tarea diaria de los abogados pertenecientes del Cuerpo de Abogados del Estado («Dictámenes», 231:4)

Deja un comentario