Ruidos excesivos y otras molestias urbanas

La preservación del medio ambiente

$450,00


Primera parte: Las restricciones y límites del dominio en el código civil: Las molestias o inmisiones urbanas. Obras; trabajos e instalaciones. Ruidos perjudiciales para los vecinos. Las restricciones sobre árboles y arbustos. Arts. 2628 y 2629 del Código civil. Restricciones sobre aguas. Las restricciones sobre luces y vistas. Segunda parte: La preservación del medio ambiente y las molestias urbanas

SKU: b0053 Categorías: , ,

Detalles del libro

Edición

1

Fecha

ISBN

978-987-1419-05-0

Páginas

248

Tapa

Rústica

Autor

Fazio de Bello, Marta E.

Description

Prólogo del autor:
El propósito de este libro es ofrecer un panorama detallado de las restricciones y límites del dominio, reguladas por el Título VI, Libro III, del Código Civil, con las que, ya en los tiempos de la sanción de ese cuerpo normativo, se pretendía dar un espacio de reglamentación del uso de la propiedad, a los fines de atenuar las molestias que ocasiona la estrecha vecindad que se produce en los centros altamente poblados.
Nunca fue más acuciante que en la actualidad el problema de las molestias innumerables y crecientes que sufre el habitante de las ciudades, dada la concentración poblacional que se produce y que obedece a múltiples causas.
El crecimiento demográfico, unido a la tendencia a reunirse en los centros que ofrecen la posibilidad de acceder a empleos variados, a lo que se añade el crecimiento de los servicios y actividades de todo tipo, ha originado una concentración habitacional que, por la gran proximidad entre los vecinos, genera inmisiones y molestias de todo tipo dentro de los espacios individuales y familiares, que pierden, día a día, sus ámbitos de privacidad y tranquilidad, imprescindibles para resguardar la calidad de vida de los habitantes de los centros densamente poblados.
Ruidos insoportables, gases tóxicos, olores, vibraciones, luminosidades, vistas indiscretas, humo, vapores, y hasta des moronamientos y ruinas de edificios por el avance desmedido y anárquico de nuevas construcciones, avanzan sobre el sufrido habitante urbano.
Resulta lógico y natural que quienes han elegido vivir al calor de una importante concentración humana, acepten sus luces y sus sombras, es decir, se encuentren dispuestos a soportar las molestias de la convivencia que cada día se acompleja, debido al crecimiento descomunal de aparatos de todo tipo, ya sean televisores, transmisores de radio y musicales, acondicionadores de aire y electrodomésticos variados.
Por otra parte, la proliferación de locales bailables, restaurantes, comercios, centros de compras, súper e hipermercados, centros deportivos, clubes, canchas y otras muchas actividades, aportan lo suyo a las molestias urbanas.
Sin embargo, esas inmurables molestias de la vida en las ciudades, que, en principio, hay que estar dispuestos a tolerar, deben tener un límite a fin de que la vida pueda ser soportable para el ser humano. Dichas molestias tienen el límite de su normalidad, es decir, que no pueden exceder de una normal tolerancia.
Sin embargo, tal como vivimos hoy día, resulta difícil, establecer en qué momento la normalidad se convierte en exceso y el exceso en amenaza de vida y en tal caso, de qué manera se puede intentar resolver estos graves problemas de proximidad y convivencia.
Por otra parte, hoy en día la preservación del medio ambiente aparece como un deber acuciante y planetario, que ha adquirido dimensión global, y que en nuestro país ha merecido, por fin protección constitucional.
Por lo dicho, hemos incluido en esta obra una parte que contempla la legislación sobre el medio ambiente y la jurisprudencia al respecto, que trasciende, desde luego, a las molestias domésticas y continuas del sufrido habitante urbano, que clama por vivir humanamente, ya sea desde el punto de vista ambiental como del diario y doméstico transcurrir de su vida, de su descanso, de su privacidad.
Hemos diagramado esta obra en dos partes una dedicada a las restricciones y límites del dominio en el Código Civil, y otra que contempla la preservación del medio ambiente.
La Primera Parte consta de cinco capítulos: el Capítulo I se refiere a las molestias o inmisiones urbanas. Allí se traza un cuadro general del Título VI, Libro III, del Código Civil. Se incorpora también un estudio sobre los arts. 2612 y 2613 que tratan, no de límites y restricciones materiales, sino de restricciones a la disposición jurídica del dominio, por lo que consideramos la conveniencia de reubicarlas adecuadamente.
En el Capítulo II se abordan los trabajos, instalaciones y ruidos perjudiciales para los vecinos, inclusive en la Propiedad Horizontal.
En el Capítulo III se plantean las restricciones sobre árboles y arbustos.
Los Capítulos IV y V tratan también las restricciones, el primero sobre aguas y el segundo en lo referido a luces y vistas y su conexión con la medianería.
La Dra. Marta D. Pérez, docente destacada y profesora adjunta en la Cátedra de Derechos Reales de la Universidad Atlántida Argentina, que forma parte de las cátedras de las que hace años soy titular, plasma en la Segunda Parte sus conocimientos sobre la preservación del medio ambiente a través de estudios especiales al respecto. Esta colega inició su carrera docente en la Universidad de Buenos Aires, donde integró, hace años, la Cátedra de Derechos Reales que en aquel momento estaba a cargo del inolvidable profesor y especialista en la materia, Dr. Guillermo Allende. Allí nos conocimos y continuamos nuestra amistad, personal y docente.
A la Dra. Esther Acevedo le tocó la difícil misión de profundizar sobre el tema de las restricciones sobre árboles y arbustos, aguas y luces y vistas, destacando en este último caso su relación con la medianería. La Dra. Acevedo se inició como docente en la Cátedra de Derechos Reales, a cargo de la Dra. Marina Mariani de Vidal, en la Universidad de Buenos Aires, Facultad de Derecho, donde está haciendo su carrera docente; también forma parte de la Cátedra de Derechos Reales en la Universidad Atlántida Argentina, en carácter de profesora adjunta. Fue una de mis mejores alumnas, y es ahora colaboradora y amiga inapreciable. Amas profesoras combinan una gran vocación docente con una continua labor de actualización e investigación y, lo que es más importante, las caracteriza una gran calidad humana.
Nuestra obra, pretende dejar en claro el contenido de un instrumento tan útil y, curiosamente, poco aplicado o, tal vez, insuficientemente ponderado como este reglamento del uso del dominio, que aparece en el Título VI, Libro III, del Código Civil, hoy alejado del abuso del derecho y de cualquier exceso dado que, a partir de la reforma del Código Civil de 1968, el art. 1071 estableció que el ejericio de los derechos debe ser regular, no abusivo, norma que recae especialmente sobre el dominio, en la reforma de los arts. 2513, 2514 y 2618, sobre ruidos y otras molestias.
Destacamos que hemos dado un tratamiento práctico a los diversos temas, incluyendo temas procesales, como la legitimación activa y pasiva y la naturaleza de las acciones en estos casos, y numerosos antecedentes jurisprudenciales. De igual manera, la parte sobre preservación del medio ambiente se formula con el mismo método de información, teórica y práctica, incluyendo interesante jurisprudencia.

Descripción:
Primera parte: Las restricciones y límites del dominio en el código civil: Las molestias o inmisiones urbanas. Obras; trabajos e instalaciones. Ruidos perjudiciales para los vecinos. Las restricciones sobre árboles y arbustos. Arts. 2628 y 2629 del Código civil. Restricciones sobre aguas. Las restricciones sobre luces y vistas. Segunda parte: La preservación del medio ambiente y las molestias urbanas