Leyes penales particulares – Cathedra Juridica

Expresiones de los directivos:

Después de un esfuerzo extraordinario hemos logrado, desde la Facultad de Belgrano, en el año 2018, difundir una versión modernizada del siempre y en todo momento enmendado Código de Moreno del año 1921.

El viento de cola que siempre y en todo momento sopla cerca de la oportunidad de que dicho ordenamiento tienda a ser recopilado en un instrumento normativo único ha nuevo el impulso para emprender la legislación criminal particular, aun, sobreponiéndonos a la viable enmienda que se gesta siempre y en todo momento al amparo de la inestabilidad que, asimismo en el campo normativo, pertence a los frontispicios de los argentinos.

Más allá de que no nos pasa inadvertido que hay una comisión que procura ingresar un ordenamiento que anide un abordaje integral (realizando de el el sueño de la ilustración que abrazó esa bien difícil cruzada), la obra que, con el aval de Cáthedra Jurídica, el día de hoy mostramos resiste cualquier clase de modificación.

La actividad desinteresada y importante de un nutrido y señalado conjunto de autores y del coordinador permitió disecar un artículo que continúe inerme a las casuales enmiendas que se pudieren llevar a cabo; la tarea llevada a cabo por ellos ha desembocado en la presentación de una obra que tiene un valor doctrinario que sobrepasa la pura faena hermenéutica.

XVIII Leyes penales particulares comentadas y anotadas. Insistimos en esto a peligro de aburrir: mas allí de que la codificación que se relata deje de ser un anhelo legislativo, o no, la verdad es que hemos tomado la valentía de investigar la legislación particular que, en el primero de tales teóricos, en nada harían envejecer los conceptos que aquí se vierten.

Nos semeja que teníamos una deuda con la red social jurídica y con aqueella cátedra del profesor Guillermo Rafael Navarro de la que formamos parte y de la que brotó la iniciativa del Código Penal de la Nación, anunciado en el año 2013 (Premio: Distinción a la Producción Científico Académica 2015 en la carrera de Abogacía de la Capacitad de Derecho y Ciencias Sociales de la Facultad de Belgrano, en mérito a su trayectoria académica y científica, y famoso por la doctrina y jurisprudencia nacional) y actualizado en el rosicler del 2018, hubieran “quedado huérfanos” si no emprendíamos la labor de enseñar, asimismo, un análisis de la leyes particulares que lo complementan.

Pensamos que saber y utilizar las reglas pertence a los caminos que nos distancian de la anomia, la que era definida por Nino en su emblemático libro Un país ajeno de la ley como la corteza que afectaba a nuestra vida, frente su inobservancia, donde comprobaba una clara inclinación hacia la ilegalidad; aun, el desaparecido jurista, asistía a la expresión “anomia boba” para determinar una ilegalidad colectiva que tiende a violar la regla por el mero hecho de incumplirla.

La sociedad de la cual formamos parte fué siempre y en todo momento renuente al respeto de la ley y de la autoridad en su amplitud.

Esto era reafirmado por Borges, quien en sus “4 charlas sobre el tango” nos charlaba de la actividad del sargento Chirino al insertar su bayoneta a Juan Moreira; pero al funcionario, ese hecho, no le valió la gloria toda vez que la multitud lo interpelaba: ¿quién era ese obscuro sargento de policía para matar al popular Moreira? Hemos dicho en las muestras comunitarias precedentes que la legislación penal (codificada o no) era el instrumento mucho más profundo que tiene el Estado en temas de control popular.

La educación distancia a los pueblos de la aporofobia; la investigación y el saber de todos y cada uno de los segmentos de la legislación Expresiones de los directivos XIX represiva nos deja elevarnos culturalmente y combatir contra su inaplicabilidad o contra la app deficiente.

Facultad de Belgrano; otoño 2018

Miguel Ángel Asturias

Miguel Ángel Arce Aggeo

Julio C. Báez

Deja un comentario