Contrato de esponsorización deportiva – Cathedra Juridica

De la Introducción de los autores:

A lo largo de la remata década pudimos ver que el derecho del deporte ha cobrado destacable importancia, atendiendo sus enfrentamientos desde la órbita civil, comercial o penal, y que a consecuencia de esa importancia, asimismo generó novedosas figuras propias, y se ha solicitado de regular cuestiones que antes no tenían antecedentes en nuestro sistema legal (Estatuto del Jugador de Fútbol Profesional, Ley 20.160, Convenio Colectivo de Trabajo 430/75).

Parte de este avance salió plasmando en normativas actuales hoy en dia, pero un extenso marco de sus enfrentamientos carecen de contemplación legal, provocando así lagunas jurídicas, las que traen aparejadas inconvenientes sin solución en las relaciones de derecho que se desarrollan entre la gente.

En la precisa regulación que debe de merecer esta particular rama del Derecho (derecho del deporte), vislumbramos el contrato de esponsoreo deportivo como un nuevo tipo contractual, el que crea, en ciertos casos, en el planeta deportivo, el mayor ingreso económico del deportista, club o asociación del deporte, generando así relaciones de cuantía económica esencial, como de este modo ocasiones jurídicas complicadas que han de ser atendidas en nuestro derecho positivo.

La doctrina nacional experta en la materia no ha atendido de manera meticulosa este nuevo centro, por consiguiente no solo no tiene regulación, sino más bien, además de esto, de una clasificación o encuadre jurídico propio.

Lo que se dijo precedentemente crea enfrentamientos jurídicos que van a ser fundamento de análisis en el presente trabajo, entre ellos se puede poner énfasis, como se ha dicho, el de la carencia de regulación, que implica la imposibilidad de interpretar este centro en sus puntos, debido al inconveniente que se produce en el momento en que solo se aplican las pautas en general del Derecho; o la desorientación que tiene rincón en el momento en que, en la mayoría de los casos, resulta confundida con contratos afines, pero que poca relación muestran con el esponsoreo; además, se lo acostumbra integrar como un tipo contractual comercial, en el momento en que, de todos modos, el enfoque que hay que utilizar no es otro que el civil; y al no encuadrarse en la figura pertinente y no tenerse presente su naturaleza, se torna bien difícil de clasificar, generándose, así, un enfrentamiento aún mayor, opinar que todos y cada uno de los contratos de esponsoreo recubran iguales especificaciones, en el momento en que de todos modos, según quiénes lo festejen, tendrá distintas apps.

Por la tanto, el fundamento del presente estudio es dar nociones básicas, pero visibles, del contrato de esponsoreo deportivo, para de este modo poder interpretar su precisa regulación, en el momento en que sea comprendido, comprendido y se coloque de conformidad con su naturaleza jurídica, con la meta de que, más adelante no lejanísimo, logre ser incorporado como una exclusiva clase de contrato.

No debemos olvidar que el derecho es el responsable de contemplar todas y cada una de las relaciones jurídicas que la gente efectúan, con lo que no debemos desnaturalizar este propósito dejándolo fuera de las ocasiones legales que vayan apareciendo,. De esta forma, entonces, es el Derecho el que va a deber amoldarse a las novedosas figuras y también institutos, y acompañar la evolución lógica de las modernas relaciones jurídicas, y no del revés.

Descripción:

La esponsorización de las ocupaciones deportivas. Públicidad, patrocinio y esponsorización: similitudes y diferencias. Marco legal y jurídico del contrato de esponsoreo. Clasificación, especificaciones y géneros de contratos de esponsoreo deportivo. Derechos y obligaciones de las partes. Modelo de contrato

Deja un comentario