Bioética y Derecho – Cathedra Juridica

Desigualdad en salud ¿problema bioético o pensamiento de las sociedades recientes?, por Carlos F. Piovano. Sexualidad femenina: alén del orgasmo, por Olga Marega. Apuntes sobre derechos sexuales y reproductivos en el ordenamiento jurídico argentino, por Paula Siverino Bavio. Adelantos y retrocesos legislativos de la fertilización asistida, por Mabel Dellacquia. La narrativa del padecimiento, por Isabel del Valle. La desaparición, la dignidad del hombre y la eutanasia. Un nuevo pensamiento para el siglo XXI, por Roberto ArriberePrólogo del Dr. Enrique P. Bagnati:

Prologar un libro significa la gran compromiso de poner en escasas líneas un concepto y opinión general de la obra, que van a ser el primer contacto con el lector, tal como cumplir apropiadamente con el prominente honor de ser convocado para la labor.

Intentando de espantar estos causantes intimidantes para un hombre de la ciencia médica y no de la «pluma», procuro plasmar una visión objetiva como la percibí al terminar la lectura.

El avance y difusión de la Bioética en el planeta de hoy es indispensable; por consiguiente todos y cada uno de los aportes completados a tal fin, con responsabilidad y hondura de método, como lo es en un caso así, importan y ventajosos para un conveniente y equilibrado acercamiento entre la ciencia, la tecnología y un mejoramiento de la calidad de vida.

La ética jamás estuvo completamente ausente de la ciencia, en especial las enlazadas a la salud. Basta rememorar el ethos de la Medicina de los helenos, que aún persiste, con adecuaciones y variaciones, en el juramento hipocrático que hacen todos y cada uno de los médicos.

Pero los adelantos científicos y tecnológicos surgidos en esta posmodernidad que vivimos, hacen deficientes los planteos axiológicos antes que ya están.

Esto se ve precisamente en el campo médico. Ningún profesional de la ciencia médica o biológica de principios del pasado siglo se vio en la necesidad de investigar, desde sus valores, temas relacionados con la sexualidad humana, la fertilización asistida o el manejo embrionario.

Tampoco cuestionarse sobre la donación de órganos de anencefálicos, la resucitación o su suspensión, el régimen del enfermo terminal en oposición al riesgo de caer en el encarnizamiento terapéutico y muchos otras caracteristicas controversiales que precisan encontrar una guía mucho más amplia y extensa que la ética clásico.

Y este libro tiene que ver con temas de la Bioética, ciencia novedosa y mucho más abarcadora que los conceptos morales empleados hasta la actualidad, tan esenciales para el avance y accionar del humano en la sociedad en que vivimos. Es una especialidad que estimula el desarrollo del hombre y que se aplica desde diferentes cuerpos del conocimiento (ciencias biomédicas, jurídicas, culturales) y desde el instante en que el hombre nace hasta el día de su muerte.

En este artículo acercamiento aportes importantes, en especial pues están tratados por autores reconocidos que manifiestan precisamente la herramienta de la Bioética en todos y cada uno de los puntos de la vida.

El Estado no puede estar ausente en esta problemática, en tanto que debe asegurar el confort físico, mental y popular de la gente, pero en ocasiones su función resulta incompleta y puede distorsionar el objetivo de la Bioética.

No es moco de pavo conseguir la solución a los inconvenientes que expone la verdad de hoy, pero se va a poder seguir en el propósito merced a la contribución de este especializado cuerpo de autores, que se preocupan y tratan de sostener en prominente los valores, acordes con los planteos que se provocan en el día a día. El tratar los inconvenientes con claridad y respeto es parte muy importante del apreciado aporte de esta obra.

Como lector destaco que el libro lúcida enorme interés, ya que resulta demasiado didáctico y da datos entendibles y documentados que asistirán al público entusiasmado en estos temas. Al recorrer sus páginas vislumbro una presentación organizada, desarrollos claros, extensa bibliografía y contenidos bien elegidos por los autores, con lo que no dudo de que esta obra formará una ventajosa herramienta de solicitud, tanto para legos para expertos de la especialidad.

Concluida esta simple presentación de lo que hallarán, en términos en general, en la lectura, me dejo unas expresiones mucho más personales

Tuve el privilegio de comunicar un conjunto de trabajo con el directivo de este libro y allí lo conocí como humano y esta situación dejó perfeccionar mis entendimientos, con todo el bagaje de experiencia que él tan bien sabe sugerir.

El planeta tiene trabajos nacionales y también de todo el mundo de reputados autores, que reportan y benefician una mejor calidad de vida. El Dr. Roberto Arribère es uno, luchador incansable en su especialidad que siempre y en todo momento va a estar presto a ofrecer su entender, en desprendida actitud, a los que leen.

Por este motivo, cierro este Prólogo expresando mi agradecimiento y reconocimiento a los estimados autores que cooperaron en este libro, y en especial a quien ha dirigido este emprendimiento, mi estimado amigo y enorme letrado, Roberto Arribère.

Deja un comentario